lunes, 9 de mayo de 2011

EFECTOS DE LA RADIACIÓN EN LOS SERES VIVOS


El presente informe da cuenta de las mutaciones en seres humanos provocadas por la radiación emitida por centrales nucleares en las cuales se ha dado una fusión del núcleo, como la central nuclear de Harrisburg, la de Chernóbil, y más recientemente la central nuclear de Fukushima, en Japón.
El accidente ocurrido en Fukushima es demasiado reciente como para poder evaluar la repercusión que ha tenido en el medio ambiente, pero sí que se puede saber basándose en los datos del accidente ocurrido en 1986 en la ciudad ucraniana de Chernóbil, en la cual hubo un sobrecalentamiento del núcleo que hizo explotar el hidrógeno acumulado. Se liberó 500 veces más material radioactivo que en Hiroshima y el accidente superó el nivel 7 en la escala INES. Este accidente provocó la muerte inmediata de 31 personas y la evacuación de 135.000, la radiación llegó a varios países europeos como Bielorrusia o Rusia. Aunque, a pesar de esto, el cierre de la central no se produjo hasta el año 2000. Hoy en día la contaminación producida por el accidente sigue latente en el suelo de todas las regiones afectadas, ingresando así en la cadena alimenticia. Pero como repercusión más directa, se multiplicó el cáncer de tiroides en zonas como Ucrania, Rusia y Bielorrusia.
Existen distintos tipos de efectos de la radiación sobre los seres vivos. Según el tiempo que tardan en aparecer los efectos se pueden dividir en precoces, que son aquellos que aparecen minutos u horas después de haber sido sometido a la radiación, o tardíos, que tardan meses, años o incluso generaciones en aparecer. Desde el punto de vista biológico se dividen en efectos somáticos o hereditarios. Los efectos somáticos son lo que se manifiestan en los individuos sometidos a dichas radiaciones, y los hereditarios los que se aprecian en la descendencia del individuo expuesto a la radiación. Pero también depende de la dosis, si los efectos se dan de manera completamente aleatoria y por una pequeña dosis, son de efecto estocástico, estos no necesitan una cantidad determinada de radiación para producirse, suelen ser de tipo tardío y suele causar cáncer o malformaciones. En cambio las no estocásticas son aquellas que necesitan superar un umbral de radiación para que surjan los efectos de la radiación, que suelen ser precoces.
Existen tres tipos diferentes de lesiones causadas por la radiación, las letales que son irreversibles y llevan a la muerte de la célula afectada, las subletales que pueden ser curadas las horas siguientes a la irradiación sino se dan más lesiones, y las lesiones potencialmente letales que está influida por las condiciones ambientales durante y después de la irradiación.

Científicos estadounidenses declararon haber encontrado hasta 46 mutaciones en los genes de nueve ratones de campo encontrados a menos de 30 kilómetros de la central nuclear de Chernóbil y solo cuatro en animales encontrados un poco más lejos. Pero lo que realmente sorprende a estos científicos es la manera en la que estos animales sobreviven y se reproducen a pesar de que padecen más mutaciones de las que se creía posible, se encuentran en el límite de mutación al que supuestamente podrían enfrentarse. Esta información hace que nos preguntemos cómo afecta esta radiación a los humanos, ya que el índice de cáncer de tiroides se ha multiplicado por cinco entre los niños ucranianos y por treinta entre los niños que vivían más cerca de la central nuclear.
Dos empleados de la central nuclear murieron aquella misma noche, 31 personas murieron en los meses siguientes, 1.000 personas recibieron una gran radiación el día después del accidente, 200.000 recibieron 100 mSv, 20000 250 mSv y algunos incluso 500 mSv. 600.000 personas recibieron una alta dosis de radiación por trabajar en la descontaminación de la central, 5.000.000 personas estuvieron viviendo en áreas contaminadas y 400000 en áreas gravemente contaminadas. Pero hasta hoy no existen trabajos que estimen la cantidad de muertes provocadas por este incidente.
Para finalizar, está bastante claro que se pueden apreciar los efectos de mucha radiación a corto o a largo plazo, lo que no conocemos son los problemas que puede traernos una baja radiación a largo plazo. Aunque está claro que esta radiación por alta o baja que sea provoca que el número de malformaciones, mutaciones y cánceres aumente notablemente.

mSv: mili sievert, unidad que mide la dosis de radiación absorbida por la materia viva, corregida por los posibles efectos biológicos producidos.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada